EL AMOR ES COMO NAVEGAR EN BARCA.

EL AMOR ES COMO NAVEGAR EN BARCA.

 

¿Te has unido a alguien alguna vez para crear una barca? Puede que si piensas en tu pasado rescates de tu memoria un tímido recuerdo, tal vez alguna manualidad o algún juego en la playa… pero… ¿Y si cambio la palabra barca y te digo relación? Ahora puede que no te cueste tanto responderla, puede que hayas tenido una relación en el pasado o que actualmente estés en una.

Pues bien, te diré la similitud que tiene la construcción de una barca con la de una relación afectiva (normalmente de pareja, pero también puede servirte para otras relaciones)

  1. Necesitan atención

Tanto el hacer una barca como el construir una relación sentimental requiere mucha atención. Atención a esos pequeños detalles que parecen predestinados a difuminarse con el tiempo. Atención a las posibles reparaciones que se tengan que hacer, bien sea una capa de pintura extra a la barca o a una discusión que quedó sin solucionar (que no es lo mismo que olvidada).

La atención al final va muy de la mano con la implicación.

¿Te implicas en cuidar tu barca?

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Ambos pasajeros de la barca se implican? ¿De qué manera?

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

  1. Necesitan cuidados

Cada barca es distinta al igual que cada relación, por lo que no hay ninguna regla que te diga qué cuidados necesita para estar a salvo, los tendrás que descubrir tú poco a poco. Y esos cuidados pueden ir variando a la par que tú vas evolucionando.

Tendrás que tener cuidado si tu barca tiene fisuras y repararlas antes de que entre mucha agua y se hunda (y tú con ella, aunque sabiendo nadar siempre llegarás a tierra firme). Tendrás que hacer de esa barca un lugar confortable para viajar en ella.

¿Viajas confortable en tu relación o te dejas llevar por la marea?

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Consideras que tu barca tiene fisuras que necesitan ser arregladas? En el caso de que así sea… ¿De qué tipo son esas fisuras?

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Cómo cuidas/cuidáis la barca? Enumera un listado de cuidados que tiene y también que te gustaría que tuviese.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Cuando uno quiere una relación o una barca, la cuida. Tienes que valorar qué cuidados hay y cuáles notas en falta.

 

  1. Y por último, necesitan amor

El amor podría ser aquello que recoge todo lo necesario para tener una barca (y una relación)

Amor a la hora de manejar la barca, ya que si no podrías romperla. Amor a la hora de amarrarla, ya que si no podrías astillarla. Amor para que te dure mucho tiempo y con ella puedas disfrutar de muchas experiencias y conocer nuevos paisajes.

Ese amor, se traduce en la manera en la que hablas y te diriges en la relación, en la manera en la que mimas y cuidas los pequeños detalles pero muy significantes, en la manera en la que miras, en la manera en la que haces más que dices, en tantas maneras como motivos puedes encontrar por querer, estar, y cuidar tu barca (y tu relación). ¿Los has pensado?

¿Qué motivos encuentras por los que quedarte con esa barca? En muchas ocasiones los seres humanos tendemos a cegarnos ante lo negativo sin ver que también hay aspectos positivos… ¿Cuáles son?

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

Ahora bien, como sabrás, no siempre hace un clima perfecto ni la marea está en calma, puede que atravieses mareas y tormentas con nubarrones, pero servirán para darte cuenta cuán fuerte es tu barca.

Piensa y reflexiona.

 

 

Deja una respuesta