“Día 12 de cuarentena: El encierro está siendo horrible. Cuando nos dijeron que los colegios e institutos cerraban, me alegré un montón. Pensé: “Voy a tener mucho más tiempo para hacer lo que realmente más me gusta; ver Instagram, hacer Tik Toks, jugar al  Fornite y me pasaré horas hablando con mis amigos y amigas”.

Lo que yo no me esperaba era que tenía que estar encerrado con mi familia durante tantos días. No paran de estar encima mío, diciéndome lo que tengo que hacer. Y encima los profesores se deben de creer que podemos hacer todos los deberes y trabajos del año en un mes. Nunca creí que preferiría ir a clase que quedarme en casa.”

Muchos adolescentes se sienten así desde hace unos días. La situación global les impide salir de sus casas y les obliga a pasar tiempo con sus familias cuando, en ocasiones, hay muchas tensiones y, en otras, se van creando a lo largo de los días. Además, no poder ir a clase hace que no tengan tanta motivación para hacerlo todo desde casa.

 

¿Qué puedo hacer si me encuentro en esta situación?

 

  1. Proponte unos horarios para continuar con la rutina. En este horario es recomendable que hagas las tareas que son obligatorias en primer lugar. Es decir, el estudio y los ejercicios que te asignen los profesores. Pero también es necesario tener tiempo de ocio todos los días. Justo después de acabar tus tareas. Puedes hacer videollamadas con tus amigos y amigas, jugar a juegos de la consola o de móvil, escuchar música, utilizar las redes sociales, pintar, leer libros de lectura o cómics por gusto, jugar a juegos de mesa… Intenta levantarte y acostarte a horas prudentes para que no te afecte al sueño y estés descansado/a para el próximo día.

 

  1. Haz ejercicio en casa. Ya que no podemos salir, es importante que nuestro cuerpo siga teniendo actividad. De esta forma mantendremos despejada nuestra cabeza durante un tiempo y al final del día descansaremos mejor. Ponte vídeos de entrenadores personales de Youtube o Instagram. Ahí te darán claves para sustituir las máquinas que podríamos tener en un gimnasio.

 

  1. Mantén tu privacidad. Hazle saber a las personas con las que compartas esta cuarentena que también necesitas tiempo para estar solo/a y eso no quiere decir que te estés apartando de ellos. Aprovecha este tiempo para hacer esas actividades de ocio que sean individuales o que requieran intimidad.

 

  1. Durante el tiempo de estudio, aparta posibles distracciones (móvil, consolas, tablet, ordenador…). Sé que este punto es difícil pero recuerda que lo haces para ser más productivo/a. De esta manera, podrás ganar tiempo de ocio donde sí podrás utilizarlos.

 

Si necesitas estos dispositivos para el estudio o ver clases online, bloquea todas esas aplicaciones que te puedan tentar o haz un compromiso contigo mismo/a de no abrirlas.

 

  1. Acepta tus emociones. En estas semanas sentirás diversas emociones; enfado, tristeza, alegría, soledad, esperanza, frustración, rabia… Puedes incluso experimentarlas en un mismo día. Algunas de ellas pueden ser intensas y desagradables. Dedica tiempo a poner nombre a lo que sientes y no intentes evitarlas. Cada una de ellas tiene una función que nos ayuda a sobrellevar una situación. Si quieres, puedes escribir un diario donde anotes cómo te estás sintiendo, qué ha hecho que te sientas así y qué ideas se te ocurren para gestionarlo.

 

  1. Colabora con las tareas del hogar. Poned en común una lista con todas las tareas que se tienen que hacer y valorad quién debe hacer cada una. Esto va a ayudar a que nadie esté muy cargado y por lo tanto haya una mejor convivencia.

 

Aunque no sepamos cuánto va a durar esto y haya momentos más duros, recuerda que estamos todos juntos y vamos a salir de ésta. ¡MUCHO ÁNIMO!