Tomar la decisión de separase o divorciarse de su pareja, en muchas ocasiones no es fácil. Tras ella, los dos miembros de la pareja iniciarán un proceso de adaptación a esta nueva situación. Con toda probabilidad vivirán un proceso de duelo, un momento en el que la persona necesitará procesar la pérdida.

Toda ruptura genera dolor y tristeza. Tener que decidir que ya no se puede continuar con una relación en la que a menudo se ha puesto todo el amor, la ilusión y las ganas, no es fácil. A veces, además, también hay hijos de por medio, lo que puede dificultar el proceso de separación aún más.

Desgraciadamente, a veces la separación es la única opción que les queda a algunas parejas después de haber intentado arreglarlo y buscado soluciones en diversas ocasiones. En este caso la ruputura será la solución y no podrá evitarse si la persona desea continuar su vida feliz.

El proceso de duelo que acompañará a esa ruptura pasará por diversas fases. Los psicólogos especialistas en separaciones pueden ayudar en este tránsito ofreciendo su apoyo y su orientación en esos momentos difíciles y complicados de gestionar para una persona sola.

Fases del duelo tras una separación o divorcio

  1. Negación: no se acepta que la pareja se haya roto.
  2. Culpa: los dos miembros de la pareja se culpan de la ruptura y se concentran en buscar los culpables de lo que ha pasado. Es importante buscar ayuda psicológica especializada en terapia de divorcio para no caer en dañar la autoestima al culparse demasiado. En una ruptura no hay culpables, lo mejor es responsabilizarse de la situación y buscar soluciones.
  3. Tristeza: tras la fase de culpa llega el decaimiento, la depresión, la tristeza. Se tiene miedo a no reconstruir de nuevo la vida con otra persona, se tiene miedo a que el amor no vuelva a aparecer en un futuro o a no poder volver a ser feliz. En estos momentos, la ayuda de un psicólogo de divorcio en Madrid puede ayudar a que se desarrollen estrategias y herramientas para renovarse interiormente y hacer crecer la autoestima de nuevo.
  4. Enfado: en esta fase se manifiesta toda la frustración y la tristeza acumuladas en forma de rabia e ira. Aprender a controlarse también es clave para superar el duelo. Caer en el estancamiento en esta fase durante mucho tiempo puede derivar en conductas patológicas negativas de los dos miembros de la pareja.
  5. Aceptación: si se logra superar las etapas anteriores se producirá la aceptación de la nueva situación vital. En esta fase se acepta lo que ha pasado, se acepta la ruptura con la pareja y se proyecta la energía hacia el futuro. Se abre una nueva fase en la vida sin dolor y sin tristeza. Se inicia, entonces, la reconstrucción de la vida y vuelven las ganas de volver a vivir nuevas experiencias.

Ayuda psicológica especializada para pasar las fases de la separación de pareja

Con la ayuda de psicólogos especialistas en separaciones se pueden pasar las fases del duelo por la separación o el divorcio de forma sana. La ayuda de un psicólogo evita que la persona se pueda estancar en alguna de las fases, lo que haría que todo el proceso fuese mucho más largo y doloroso.