psicologo a domicilio en madrid

Un psicólogo a domicilio en Madrid puede ser un gran recurso para ti si, en un determinado momento de tu vida, necesitas una ayuda para conseguir lo que te propongas y que tus relaciones personales fluyan. Aunque lo más habitual es que el paciente asista al gabinete o realice la terapia a través de un sistema de videollamada, esta opción es interesante para determinadas personas

En este artículo, te vamos a dar algunas claves sobre esta forma de atención, así como la tipología de pacientes que hacen un uso de la misma. Finalmente, te indicaremos cómo puedes ser beneficiario tú mismo.

Ayuda Psicológica en casa

En determinados momentos, la psicoterapia a domicilio en Madrid ayuda a superar barreras para iniciar el proceso y, sobre todo, contribuye a mantener un contacto directo con tu terapeuta. Además, y aunque existen las herramientas de videollamada que permiten ver al psicólogo, hay situaciones en las que este formato es un valor añadido para el paciente.

Aunque este formato siempre ha estado presente desde que existe la psicoterapia, su aplicación es sectorial porque las visitas a domicilio se realizan en casos en los que es preferible. El desarrollo de la psicología ha aumentado los supuestos en los que esta forma de terapia es prioritaria.

Lo fundamental es que la psicoterapia a domicilio permite recibir un servicio terapéutico de calidad sin necesidad de desplazamientos.  Si, por ejemplo, te encuentras en alguna de las situaciones que vamos a enumerar, este formato es especialmente interesante.

Personas con diversidad funcional

Una persona con diversidad funcional tiene unas dificultades objetivas para desplazarse y el concurso de un psicólogo a domicilio le facilitará las cosas. Si, además, añadimos el hecho de que la red de transportes públicos es deficiente, esta opción es especialmente conveniente.

Agorafobia

Muchas personas en una etapa crítica pueden padecer grandes dificultades emocionales para salir de su entorno. La agorafobia es uno de los síntomas recurrentes en personas que padecen TEPT, trastorno bipolar o depresión y es posible que estas no sean capaces de ir al gabinete.

En este caso, la prioridad del paciente es su estabilidad emocional y la visita de un profesional para realizar las sesiones es una forma de generar un vínculo de confianza y consecución de objetivos.

Niños

Si bien la psicoterapia en niños es muy positiva si el profesional es experto en problemáticas infanto-juveniles, las visitas a domicilio contribuyen a que tu hijo vea este proceso como algo natural y despojado de connotaciones negativas (en casos en los que existe mucha resistencia al cambio y dificultad para acudir a las terapias)

Además, no hay que olvidar que, en psicoterapia infantil, es común que el terapeuta proponga juegos o actividades en las que el pequeño desarrollará su creatividad.
Conclusión

Un psicólogo a domicilio ofrece las mismas garantías que una visita al gabinete presencial pero contribuye a fortalecer el vínculo entre paciente y terapeuta. A veces, este paso es fundamental para que el paciente coja confianza, algo imprescindible para el éxito de la terapia. Si estás en esta situación, te proponemos que consultes las posibilidades que ofrecemos en En Madrid Psicólogos.