Hay infinidad de miedos, tantos como nuestra mente pueda crear. Unos nos limitan más, otros menos, a algunos estamos dispuestos a enfrentarnos y a otros preferimos ni mencionarlos.

El miedo a volar puede ser realmente incapacitante, hasta el punto de que se estima que 1 de cada 6 adultos evita los aviones, que se traduce en que más de treinta y cinco millones de personas no vuelan según los estudios norteamericanos más recientes.

El miedo a volar puede ser superado pero para ello será necesario que la persona aumente su MOTIVACIÓN para ello, porque va a suponer dedicarle tiempo a este problema y a afrontarlo.

Si tienes miedo a volar y quieres superarlo necesitarás tener una motivación personal porque si no, es probable que no puedas conseguirlo. Además vas a precisar comenzar a confiar en todo aquello que no depende de ti: en los demás.

Antes de seguir quiero que elabores una lista con los motivos por los que quieres vencer tu miedo a volar.

Puedes añadir más de 5 razones.

 

Esta lista podrá ayudarte a mantener a flote tu motivación para enfrentarte a tu miedo. Llévala siempre contigo.

Como te explicaba al principio es fundamental la motivación por lo que te voy a pedir que ahora elabores  otra lista: COSTES – BENEFICIOS de tener miedo a volar.

Hay personas que pierden empleos por no subirse a un avión, otras personas relaciones afectivas, parejas y amistades. Otros se pierden acontecimientos familiares importantes y por supuesto experimentar la vivencia de viajar a sitios completamente nuevos.

Uno de los costes más importantes quizá y sin duda por lo que seguramente estés leyendo este artículo es el precio que se paga de autoestima personal. El hecho de saber que me siento incapaz de afrontarlo me hace mucho daño y yo, hasta el momento no conozco a ninguna persona con temor a volar que se sintiera mejor consigo misma tras evitar un vuelo en avión.

miedo a volar

 

¿Cuál es exactamente mi miedo?

Es importante que conozcas la verdadera naturaleza de tu miedo a volar. No todas las personas lo experimentan por la misma razón, y es positivo que detectes la tuya.

  • AEROFOBIA O AVIOFOBIA:

La persona siente la certeza de que una vez se suba al avión, éste se estrellará y morirá en ese avión, o bien al despegue, o durante el vuelo o finalmente en el aterrizaje. Este miedo puede llevar a la persona a NO volar jamás, puesto que de ese modo siente que evita su muerte. En el caso de conseguir volar tienden a la ansiedad anticipatoria, tienen pesadillas con respecto a su vuelo, incluso sobre su muerte.

La persona con aviofobia tiende a estar hiperalerta e hipersensible a cualquier ruido, olores extraños dentro del avión, gestos y movimientos de la tripulación para detectar si es posible que algo pueda ir mal.

 

  • CLAUSTROFOBIA:

claustrofobia

En este caso la persona tiene miedo a quedarse atrapado en un espacio y morir. No es tanto el miedo a volar, sino que el avión se cierra y la persona no puede salir y siente que quedará atrapada. Incluso tiene la impresión de que en algún momento podría existir falta de oxígeno y ahogarse.

Normalmente la persona con este miedo experimenta otras fobias como por ejemplo temor a los ascensores, habitaciones pequeñas…

 

  • Miedo a lo desconocido:miedo a lo desconocido

Existe mucha gente que no ha volado nunca que tiene muchísimo miedo a volar. En estos casos puede deberse a que ha generado una información errónea acerca de la aviación, pilotos, etc. y por ello esa información incierta y no cotejada les genera sensación de miedo ante lo desconocido, porque claro, lo entienden como peligroso.

 

 

  • Ataques de pánico:ataques de panico

Un número muy elevado de personas que presentan miedo a volar es debido a que en su vida diaria sufren un trastorno de pánico que es el origen de su fobia. Sienten ante distintas situaciones que van a perder el control de su cuerpo.

 

 

Hay una realidad y es que la persona que sufre un ataques de pánico, la reacción de su cuerpo no tiene que ver generalmente con el estímulo o situación a la que se enfrentan, con el entorno concreto ( la persona puede sufrir un ataque de pánico en un avión, en un centro comercial, en el metro, en un concierto de música… es una reacción del organismo) pero la persona crea una asociación entre el ataque de pánico y el lugar donde se ha producido, llevándola a evitar dichas situaciones. Si una persona sufre un ataque de pánico en el metro podrá comenzar a evitar situaciones similares donde pueda volver a llevarse a cabo dicho ataque de pánico. La razón es porque nuestro impulso nos lleva a querer salir de esa situación lo más rápido posible.

Cuando volamos, estamos en un lugar donde la persona fácilmente puede sentirse atrapada por lo que su miedo se activará más fácilmente llevándole a un posible ataque de pánico, justo lo que teme que ocurra, interpretándolo a su vez como algo peligroso.

  • ACROFOBIA:

Miedo a las alturas o lo que es lo mismo, acrofobia.  En algunos casos el hecho de que la persona piense que se encuentra a diez mil metros de altura activa su miedo a volar. Hay personas con miedo a la altura que no presenta acrofobia en aviones pero otras muchas si.

Estas personas sienten que el avión no está lo suficientemente seguro y que en cualquier momento se va a caer o romper. Otros tienen miedo de caerse ellos mismos, llegando a suponer que si la gente se mueve el avión se romperá.

 

 

También hay muchas personas con una combinación de fobias. Algunos comenzaron con claustrofobia, pasaron por acrofobia y les llevó a padecer un trastorno de pánico. Este también podría ser tu caso.

 

Es importante conocer la razón y de ese modo poder llevar a cabo un correcto tratamiento psicológico.

 

¿Qué puedo hacer para superar el miedo a volar?

Mientras te encuentres afrontando tu miedo a volar deberás llevar a cabo una serie de recomendaciones:

  1. No leas ni mires noticias sobre desastres aéreos.

Nuestra tendencia es la de buscar pruebas que confirme que el avión no se va a estrellar ( o sí) y lo primero que hacemos es buscar en medios de comunicación e internet. Debo decirte que este es el principal error y mantenedor de tu problema. La información que vas a encontrar NO es veraz en muchos casos. Los medios de comunicación buscan en numerosas ocasiones el catastrofismo y sensacionalismo y si das con un medio que cumpla estas características la información que vas a recibir NO TE VA A AYUDAR. Así que por el momento abstente de hacerlo.

  1. Visita aeropuertos durante el periodo de afrontamiento:

Familiarízate con ese lugar. Es una forma de desensibilizarte ante esa situación. Puedes hablar con las personas que allí trabajen, pilotos, azafatas, operarios y mecánicos sobre su trabajo.

Observa como despegan y aterrizan los aviones. Comprobarás que llegan felizmente a tierra y que una vez han despegado mantienen su vuelo de forma estable.

En la zona de la Comunidad de Madrid puedes acudir al aeropuerto Madrid- Barajas, Paracuellos del Jarama y Cuatro Vientos.

  1. Intenta hacer una visita a la torre de control.

Esto no es fácil en aeropuertos muy grandes, pero puede ayudarte para ver cómo funciona el sistema de tráfico aéreo desde tierra. Puedes conectar con la oficina del director del aeropuerto en aeropuertos de pequeñas dimensiones. En los grandes realizan visitas regulares. Infórmate.

 

  1. Si sufres de ataques de pánico es conveniente que practiques estrategias de afrontamiento durante todo el tratamiento.

Antes de volar es imprescindible que aprendas a gestionar los ataques de pánico. Respiración diafragmática, relajación muscular progresiva, para de pensamiento y distracción de pensamientos negativos (distracción cognitiva), meditación, etc. serán algunas de las herramientas que necesitarás para ello. Si no las conoces puedes leer en nuestra web sobre ellas o consultarnos a nosotros o a un profesional de la psicología.

  1. Comienza a enfrentarte a otros miedos:

Trata de detectar cuáles son tus miedos y genera una jerarquía de situaciones asociadas. Por ejemplo, si tienes claustrofobia haz una lista de situaciones de espacios cerrados donde sientes dicho miedo. Y valora de menos a mayor tu miedo. Comienza visitando los lugares de tu lista que menos miedo te den para ir poco a poco enfrentándote al resto. Comienza SIEMPRE por lo que te den más seguridad.

 

  1. ORGANIZA UN VIAJE PARA CELEBRAR QUE HAS SUPERADO TU MIEDO:

Si tienes motivación, llevas a cabo estrategias adecuadas de afrontamiento y te expones a volar superarás tu miedo, SI. Así que no hay mejor forma de celebrarlo que volando a ese lugar que pueda aparecer en tus sueños.

Planea un viaje para el momento en el que hayas superado tu miedo, para cuando puedas volar sin este miedo irracional. Mientras te enfrentas a ello comienza a planificarlo.

 

En próximos artículos te explicaré estrategias específicas para planificar tu plan de vuelo y enfrentarte a él, pero de momento te sugiero que vayas aplicando estas recomendaciones.